Baja autoestimaLos psicólogos siempre hablamos de que la clave para sentirse bien es tener una ALTA AUTOESTIMA. Pero muchas veces las personas se pierden en el concepto y no acaban de entender exactamente el término.

Con este artículo pretendo explicar de una manera sencilla lo que es la AUTOESTIMA y, quizás lo más interesante, expondré una serie de pautas para conseguir que ésta sea alta.

La AUTOESTIMA no es otra cosa que la PERCEPCIÓN que tenemos de NOSOTROS mismos. Como nos vemos, nos valoramos en cuanto a CAPACIDADES, HABILIDADES y EMOCIONES.

Cuando decimos que tenemos una BAJA AUTOESTIMA nos sentimos tristes, sin ganas de hacer nada, pensamos que no valemos para hacer determinadas cosas, los demás tienen la culpa de lo que nos pasa… Pero nada más lejos de la realidad. NOSOTROS SOMOS LOS ÚNICOS RESPONSABLES DE CÓMO NOS SENTIMOS Y ACTUAMOS.

Como he mencionado anteriormente os voy a enumerar algunas de las PAUTAS PARA TENER UNA ALTA AUTOESTIMA:

Aceptarnos.

o Querernos tal y como somos.
o Mirarnos al espejo y decirnos “que bien me veo”
o Tener claro que “no somos menos que los demás”
o Tenemos que aprender a creer y valorarnos a nosotros mismos, sin importar lo que digan los demás.

– Tener confianza plena en lo que hacemos.

o Si tomo una decisión acepto la consecuencia, si es buena perfecto y si es mala aprendo en donde he fallado para intentarlo de nuevo con más fuerza si cabe.
o Tener el pensamiento de que se puede lograr lo que uno se propone, y luchar por ello.

– Cuidarse a uno mismo.

o Buena nutrición, optar por una alimentación sana.
o Hacer ejercicio para liberar tensiones y sentirnos bien. El aumento de la actividad activa la hormona de la felicidad.
o Realizar pequeños cambios en el aspecto físico (cortarse el pelo, cambiar de ropa, etc.)

– Ser autosuficiente física y emocionalmente.

o No depender de los demás, romper las dependencias sobretodo emocionales porque nos limitan en las capacidad de tomar nuestras propias decisiones.

Alta autoestima– Aprender a poner límites.

o Hay que saber decir “No” cuando algo nos molesta o no queremos hacerlo. Siempre de una manera asertiva donde nuestro interlocutor no se sienta atacado.

– Luchar contra el conformismo. Hay que intentar hacer las cosas, no pongamos una barrera sin intentarlo.

– Ser autocríticos de una manera constructiva.

o Análisis de nuestros puntos fuertes y débiles.

§ ¿Cómo somos?
§ ¿Cómo nos relacionamos con los demás?
§ Capacidades
§ Habilidades
§ Dificultades que nos limitan

o Análisis de nuestros pensamientos y emociones.

§ ¿Qué pensamos?
§ ¿Cómo nos hace sentir?
§ ¿Qué debo cambiar para sentirme mejor?
§ ¿Qué pautas voy a seguir para conseguirlo?

– Ser el único Responsable de lo que me pasa.

o No culpar o juzgar a nadie de lo que nos sucede.
o Hay que ser capaces de valorar y aceptar las críticas constructivas de los demás, desechando las que son hirientes.
o Las emociones y pensamientos son propios no vienen impuestos.

– Dedícate un momento del día solo para ti.

o Celebra tus éxitos del día.
o Mímate.
o Disfruta de la tranquilidad.
o De vez en cuando date un capricho, porque tú lo vales.

– Ríete, apuesta por el sentido del humor.

o La risa es una de las emociones que más beneficios físicos y emocionales supone para la persona. Te invito a leer mi artículo “¿Nos echamos unas risas?” Que encontrarás en esta web.
o Rodéate de personas con buen sentido del humor que te contagien sus pensamientos positivos y su alegría.

– Libérate de lo que te hace sentir mal.

o Hay que tomar decisiones y decidir que nos afecta y que no. Cuando identifiquemos lo que nos afecta debemos dejarlo atrás.
o Asume nuevos retos, eso te hará sentir motivado y con ilusión. Piensa en la siguiente frase “Quien no se equivoca es porque no hace nada”.
o Sal de tu Zona de Confort.

– Ponte pequeñas metas.

o Tienen que ser metas alcanzables, empiezas por pequeñas cosas y luego vas aumentando la “dificultad”. A medida que las vayas alcanzando verás que se irá reforzando la confianza en ti mismo.

– Sé Asertivo.

o Explica en todo momento lo que piensas y sientes a tu interlocutor, de una manera tranquila y pausada para que el otro no se pueda sentir ofendido.

Éstas son algunas de las pautas a seguir, espero las pongáis en práctica y consigáis encontraros un poquito mejor. Merece la pena el esfuerzo, os invito a intentarlo y que me contéis los resultados.

CIARA MOLINA
Psicóloga Emocional 
Máster en Dirección de Recursos Humanos
Sesiones Cursos Online