keep-calm-because-ic2b4m-bisexualLa bisexualidad ha estado y sigue estando llena de prejuicios. ¿Habéis oído alguna vez las siguientes afirmaciones? “Las personas bisexuales son más promiscuas e infieles, ligan el doble, sólo están en una etapa antes de definirse, es algo pasajero, son homosexuales encubiertas…”

Todos estos y muchos mitos más los han escuchado y los siguen escuchando las personas bisexuales, un colectivo que tiene muy poca visibilidad incluso dentro de la comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transgénero y Bisexuales). Y es que, aún hoy, incluso en el mundo profesional, siguen sin ponerse de acuerdo en el tema de la bisexualidad, lo que continúa generando malestar emocional en las personas que se definen como tal.

Esta orientación sexual se detalla como la atracción, ya sea sexual, emocional y/o afectiva, hacia personas tanto de su mismo sexo como del sexo contrario; y es con esto con lo que vienen las dificultades. Nos hacen encasillarnos en el blanco o en el negro, sin tener en cuenta la variedad cromática que existe entre ambos colores. Es decir, no todos son homosexuales o heterosexuales, hay una gran cantidad de opciones más y que son igualmente válidas y respetables. Sin embargo, eso de estar “en medio” y no acabar de “definirse” parece que a muchas personas les produce malestar, necesitan de esa etiqueta para poder clasificar a los demás y, mientras no la tengan, se dicen comentarios como los que citaba al principio. Comentarios que terminan estigmatizando y discriminando a las personas que así se definen, lo que puede generar sentimientos de aislamiento, falta de comprensión y de apoyo e incluso situaciones de marginación.

En este sentido, existen varias creencias con respecto a la bisexualidad. Desde aquellas que les consideran personas promiscuas, infieles e incluso incapaces de mantener sólidas relaciones de pareja porque al parecer, esto de gustarte los dos sexos implica que tienes un deseo desorbitado y que no sabes controlar tus instintos, hasta aquellas que les tachan de cobardes por no atreverse a “salir del armario” y quedarse en esta etapa intermedia. Nada más lejos de la realidad. No es una etapa de transición, es una orientación más, en la que estas personas se enamoran de otras personas sin el condicionante de su sexo.

Pero, ¿qué puedes hacer si te sientes bisexual y te encuentras en está en esta situación?

– Determina qué es para ti la bisexualidad. ¿Sabes definirla? ¿Te sientes cómod@ con la definición que usas? ¿Tienes algún prejuicio sobre ella? Estas y más preguntas pueden ayudarte a entender mejor su significado y tus sentimientos respecto a ella, que al principio pueden ser confusos. No obstante, la orientación sexual a veces resulta difícil de definir porque no es estable, puede que haya gente que siempre sienta atracción hacia un determinado sexo o género, pero la realidad es que la orientación sexual puede cambiar a lo largo de la vida e ir desplazándose hacia alguno de los dos extremos, heterosexual u homosexual. Por lo que no te presiones, trata de ir entendiéndote sin juzgarte y sin limitarte.

– No dejes que la opinión de los demás determine la tuya propia. Habrá personas que la respeten y otras que no, por lo que no te dejes influir por aquellas que no lo hacen. Lo desconocido asusta y hay personas que se limitan a juzgar aquello que no conocen, por lo que saber poner límites a las opiniones de los demás favorecerá tu propia aceptación.

– No esperes entender tu bisexualidad de un día para otro. Al ser una orientación poco visible y estigmatizada, puede que tengas dudas sobre ello y que en algunos momentos no te sientas segur@. Utiliza recursos que te ayuden en este proceso de aprendizaje y conocimiento personal. Hay libros, películas, colectivos, etc., que pueden servirte de guía. Pero sobretodo, date tiempo y acéptate.

– Busca a una persona de confianza con la que poder compartir tus inquietudes sobre el tema. Puede ser un familiar, un amig@ o un profesional. Abrirte a alguien y exteriorizar lo que sientes te ayudará a entender mejor tus propios sentimientos.

Sentirnos orgullos@s de ser quienes somos es fundamental en la vida, por tanto, merece la pena intentarlo, no creéis?

LARA ANTIQUINO
Psicóloga Sexóloga
Sesiones y Cursos Online

NOTA: Conoce nuestro Curso Online “DESEO SEXUAL, EMOCIONES Y RELACIONES PLENAS