1

¿Qué pasaría si uno/a de tus hijos y/o alumnos quisiera ser profesor/a?

Y si tuviera el síndrome de Tourette, ¿le apoyarías para conseguirlo?

Eso es justo lo que ocurre en la película que te recomendamos hoy: AL FRENTE DE LA CLASE, y que puedes ver completa aquí:

Esta película está basada en la biografía de Brad Cohen, un chico con síndrome de Tourette que crece con la firme convicción de hacer lo que le apasiona: EDUCAR.

Por si no estás familiarizado con esta enfermedad, se trata de un trastorno neurológico que se manifiesta en la infancia o en la adolescencia, y que se caracteriza por tics físicos (de movimiento) y vocales (de sonido). Estos movimientos o sonidos son totalmente involuntarios, es decir, la persona no puede controlarlos, y se ven agravados en situaciones de estrés por la frustración que siente al ver que no puede disminuirlos o hacerlos desaparecer.

La película muestra las múltiples trabas que Brad se encuentra desde su infancia debido al desconocimiento e incomprensión de su entorno hacia su enfermedad. Sus compañeros de clase e, incluso, su propio padre, lo ridiculizan y culpabilizan constantemente, discriminándolo y excluyéndolo a causa del trastorno que sufre. Esto hará que la autoestima de Brad se vea mermada y llegue a dudar de su valía personal, lo que provoca su aislamiento en numerosas ocasiones.

Sin embargo, en su vida escolar se cruza una persona que ve más allá de los tics que tanto molestan a los demás: el señor Mayer. Este EDUCADOR con mayúsculas, hará todo lo que esté en su mano para desestigmatizar la enfermedad que sufre el protagonista, haciendo ver a sus compañeros que es un chico igual que ellos, con sus mismas necesidades y derechos. Será el señor Mayer quien encienda la llama de Brad y, a partir de ahí, éste no cejará en su empeño por alcanzar su sueño de ser profesor.

Hasta aquí suena interesante, ¿verdad?

Te proponemos que utilices esta película como base para trabajar con tus chicos el estigma que hoy en día siguen teniendo en la sociedad enfermedades no muy conocidas como, en este caso, el síndrome de Tourette, aplicable a cualquier otra. Podrás ayudarles también a identificar los distintos valores que prevalecen en la historia de Brad Cohen, para que aprendan a observar con cuáles se sienten más alineados.

¿Quieres saber cómo hacerlo?

Te sugerimos que realices esta actividad en dos sesiones, bien consecutivas con tus alumnos en el tiempo de tutoría, bien con tus hijos en casa durante el fin de semana, que es cuando, probablemente, disponéis de más tiempo libre y, por tanto, todos estaréis más relajados y receptivos.

En la primera de ellas (o empleando parte del tiempo de la segunda si la realizas en el aula), ve la película junto a ellos sin darles previamente ningún tipo de información al respecto.

Cuando hayáis acabado, pásales el siguiente cuestionario para que lo rellenen individualmente y, si lo ves conveniente, añade y/o modifica las cuestiones de acuerdo con tu propio contexto. Si es necesario, explícales el significado de las palabras que no entiendan, como puede ser el caso de términos como empatía, asertividad y resiliencia, entre otros.

  • ¿Conocías el síndrome de Tourette antes de ver esta película?
  • Ahora que lo conoces, ¿cómo lo describirías?
  • ¿Consideras que el protagonista se ve limitado por su enfermedad? Si es así, ¿en qué crees que consisten esas limitaciones?
  • ¿Crees que se siente apoyado por sus padres?
  • ¿Cómo piensas que se siente Brad en el primer colegio al que va?
  • ¿Dirías que sus compañeros muestran empatía y respeto por él?
  • ¿Qué crees que les motiva a actuar como lo hacen?
  • ¿Te gusta la actitud del señor Mayer hacia Brad? ¿Cómo la describirías?
  • ¿Cuáles de estas habilidades sociales crees que promueve el señor Mayer con su actitud? Empatía, escucha activa, aceptación, asertividad
  • ¿Cuáles de estas emociones y actitudes identificas en la conducta de Brad y en qué escenas de la película se ven reflejadas? Tristeza, resiliencia, fuerza de voluntad, motivación, miedo, desesperanza, entusiasmo, alegría, confianza en sí mismo, ira. ¿Se te ocurren otras?
  • ¿Cuáles de estos valores reconoces en la película y en qué escenas se muestran? Tolerancia, respeto, ayuda, solidaridad, justicia, amistad, esfuerzo. ¿Identificarías otros que no hayamos nombrado?
  • ¿Con cuáles de ellos te sientes identificado y por qué?

Una vez que hayan terminado, si estás desarrollando esta actividad en casa, pide a tus hijos que expongan por turnos sus respuestas a cada una de las preguntas planteadas, y debatid juntos sobre ellas.

Si la desarrollas en clase, organiza a tus chicos en grupos de 4-5 personas para que pongan en común sus respuestas. Luego, pídeles que nombren a un/a portavoz para expresar sus conclusiones ante la clase. Así podrán compartir sus ideas y fortalecer el sentimiento de pertenencia al grupo.