inteligenciasHasta finales del siglo pasado, la inteligencia, definida como “la capacidad para resolver problemas y diseñar productos valiosos en un contexto específico”, se identificaba por completo con la inteligencia académica, midiéndose únicamente a través del coeficiente intelectual (CI). Así, siempre se había considerado a las personas con un alto CI como más inteligentes, sin tener en cuenta otros factores como las dotes comunicativas, la capacidad para observar y dibujar el mundo que nos rodea, las habilidades sociales o la capacidad de regulación emocional.

Afortunadamente, este concepto tradicional ha evolucionado y, desde que Howard Gardner elaboró su Teoría de las Inteligencias Múltiples en 1983, sabemos que, al igual que existen distintos tipos de problemas, el ser humano es inteligente de diversas maneras, lo que le permite adaptarse al contexto y la naturaleza de los mismos para poder resolverlos.

Esta teoría distingue al menos 8 tipos de inteligencia con sus correspondientes formas de aprender.

¿Quieres saber cuáles son y aprender a reconocerlas en tus chicos/as?

  1. Inteligencia lingüística: Es la habilidad para manejar el lenguaje en sus diversas formas (escrita, oral, gestual, etc.) y comunicarse a través de él. Quienes tienen esta inteligencia más desarrollada les gusta y aprenden mejor leyendo, escribiendo, debatiendo, contando historias…
  2. Inteligencia musical: Es la capacidad de percibir, identificar, expresar, transformar e interpretar las formas musicales. Los chicos que se sienten atraídos y son capaces de recordar melodías y ritmos, que aprenden escuchando música y/o cantando y tocan algún instrumento destacan en este tipo de inteligencia.
  3. Inteligencia lógico-matemática: Es la aptitud para analizar, investigar y razonar, utilizando los números de forma eficaz. Está más presente en chicos a quienes les encanta resolver problemas elaborando hipótesis, planteándose preguntas y razonando, y que aprenden estableciendo patrones y relaciones lógicos y agrupando elementos por categorías.
  4. Inteligencia visual-espacial: Es la capacidad para observar, interpretar y dibujar imágenes externas e internas desde distintas perspectivas. Para quienes destacan en esta inteligencia es más fácil usar la imaginación para recordar y visualizar imágenes, aprenden mejor con esquemas, mapas conceptuales y dibujos hechos por ellos/as, y se les da bien resolver problemas espaciales como el ajedrez.
  5. Inteligencia corporal-kinestésica: Es la habilidad para utilizar el cuerpo parcial o totalmente para expresar ideas y emociones, aprender, manejar herramientas, realizar actividades, resolver problemas o fabricar y/o transformar objetos. Quienes la tienen más desarrollada aprenden mejor mediante el lenguaje corporal: tocando, moviéndose…, y suelen destacar en baile, teatro, deporte y/o trabajos manuales.
  6. Inteligencia naturalista: Permite detectar, identificar y clasificar los distintos elementos de la naturaleza (animales, plantas, fenómenos naturales, climas…) mediante la observación, elaboración de hipótesis, experimentación y reflexión. Podrás observarla en chicos a los que les encanta aprender cosas sobre la naturaleza, les gusta investigarla y se sienten muy cómodos en ella.
  7. Inteligencia intrapersonal: Es la habilidad para desarrollar el autoconocimiento, tanto de nuestras fortalezas y limitaciones como de las emociones y sentimientos (expresión de las emociones mantenida en el tiempo), reflexionar sobre éstos y actuar acorde a nuestros valores y pensamientos para desenvolvernos eficazmente en la vida. La encontrarás potenciada en chicos que se conocen bien, les gusta trabajar solos, a su ritmo y en su propio espacio, siguiendo sus motivaciones e intereses.
  8. Inteligencia interpersonal: Es la capacidad para entender, empatizar e interaccionar eficazmente con las demás personas mediante la interpretación adecuada de las palabras, los gestos, las posturas corporales, etc. Destaca en chicos/as a quienes les encanta compartir, tener amigos, hablar y relacionarse con los demás, y se les da bien comunicarse, organizar y resolver conflictos…

Es importante que tengas en cuenta que, aunque tus hijos y/o alumnos destaquen en una o varias de estas inteligencias, eso no significa que no tengan desarrolladas y puedan potenciar las restantes. Esto lo podremos conseguir poniendo en práctica actividades orientadas a trabajarlas de manera individual o varias de ellas a la vez.

Ahora que ya has aprendido qué son las inteligencias múltiples y cómo reconocerlas, ¿te animas a probar estas “combo – actividades” con las que poder desarrollar varias de ellas simultáneamente?:

  1. Para desarrollar las inteligencias LINGÜÍSTICA, VISUAL-ESPACIAL, MUSICAL, INTRAPERSONAL E INTERPERSONAL:

 

  • Pide a tus chicos que creen e ilustren una historia o cuento imaginario en el que los protagonistas sean ellos. Pon música de fondo para crear el ambiente apropiado. Cuando hayan terminado, invítales a compartirla con el resto de compañeros narrándola en voz alta.
  • Con esta actividad estarás estimulando su creatividad, su capacidad de expresión escrita y oral y su imaginación para visualizar y diseñar dibujos que representen lo que sucede en el relato que han creado. Por otra parte, al pedirles que sean los protagonistas de su historia, estarás ofreciéndoles el espacio ideal para su autorreflexión y autoconocimiento.
  • Elige con mimo la música que utilizarás. Piensa que es el vehículo perfecto para dar rienda suelta a sus emociones.
  • Por último, compartir en grupo sus creaciones literarias será una estupenda ocasión para que desarrollen la empatía, el respeto y la tolerancia, la capacidad de escucha y la mejora de sus relaciones.

 

  1. Para desarrollar las inteligencias LÓGICO-MATEMÁTICA, NATURALISTA, LINGÜÍSTICA, CORPORAL-KINESTÉSICA E INTERPERSONAL:

 

  • Elige varios fenómenos o procesos de la naturaleza que sean sencillos de representar, por ejemplo, una tormenta, un volcán en erupción, la fotosíntesis o el movimiento de la Luna alrededor de la Tierra. Organiza a tus chicos en grupos pequeños (4–5 personas) y sortea estos elementos de la naturaleza entre ellos, cuidando de que ningún grupo sepa lo que le ha tocado al otro.
  • Cada grupo deberá investigar sobre el fenómeno o proceso que le ha correspondido, consultando en libros de texto, internet, etc., y actuando como si fueran científicos planteándose preguntas como: ¿por qué suceden las tormentas? O ¿qué hace que la Luna gire alrededor de la Tierra sin caerse sobre ella?
  • Cuando sepan cómo funciona el proceso o por qué sucede el fenómeno en cuestión, proponles que lo representen teatralmente delante del resto de grupos para que éstos puedan adivinar de qué se trata. Para ello podrán emitir sonidos, moverse, bailar y hablar, pero no mencionar palabras clave como “fotosíntesis”, “volcán”, etc.
  • Esta actividad está diseñada para estimular su pensamiento investigativo y su capacidad de razonamiento, así como para que se interesen por la naturaleza a través de elementos conocidos pero sobre los que siempre hay algo nuevo que aprender.
  • A la vez, tendrán que esforzarse por comunicarse de distintas formas, eligiendo qué palabras utilizar para guiar a sus compañeros hacia la respuesta correcta y experimentando con su cuerpo para aprender a expresarse a través de él.
  • Al ser una actividad grupal, estarán desarrollando sus habilidades interpersonales, especialmente al trabajar en equipo de forma cooperativa y colaborativa, no competitiva, orientados a conseguir juntos/as un resultado satisfactorio.

 

  1. Para desarrollar TODAS ESTAS INTELIGENCIAS simultáneamente:

 

  • Elige un hecho histórico adecuado a la edad y madurez de tus chicos, por ejemplo, el descubrimiento de América, la caída del muro de Berlín o la llegada del hombre a la Luna, y pídeles que investiguen sobre ese suceso como si fueran periodistas, respondiendo a las 5 W que estos utilizan en su trabajo: Why? (¿Por qué?), Where? (¿Dónde?), What (¿Qué?), When? (¿Cuándo?) y Who? (¿Quién/es?), así desarrollarán sus inteligencias naturalista y lógico-matemática.
  • Diseñad un muro interactivo con un recurso gratuito tipo “Padlet”, o si no tenéis acceso a las nuevas tecnologías, cread un mural con cartulina y rotuladores en el que tus chicos, una vez que hayan elegido y clasificado la información recogida (esquemas propios, recortes de prensa, vídeos, etc.), respondan a esas 5 preguntas. Con esta tarea estarás impulsando sus inteligencias lingüística, visual-espacial y corporal-kinestésica.
  • Sugiéreles que escojan una canción o melodía con la que identifiquen ese suceso histórico, activando su inteligencia musical. Por ejemplo, la caída del muro de Berlín puede asociarse con la famosa canción de David Bowie “Heroes”, mientras que la transición española del régimen franquista a la democracia se ve muy bien reflejada en la popular canción de Jarcha “Libertad sin ira”.
  • Crea un espacio para que reflexionen sobre qué les emociona de ese suceso, qué han descubierto sobre él que incida directamente en sus vidas, etc. y dirige un debate entre ellos/as para que puedan exponer sus conclusiones. Así cerrarás la actividad posibilitando que desarrollen sus inteligencias intra e interpersonal.

 

La Teoría de las Inteligencias Múltiples supuso un avance muy importante respecto al modelo tradicional, y abrió el camino para seguir investigando acerca de la inteligencia. Como consecuencia de dichas investigaciones se desarrolló el concepto de Inteligencia Emocional, definido inicialmente por Salovey y Mayer (1990) y difundido por Daniel Goleman (1995) como la mezcla de habilidades para ser consciente de las propias emociones y saber autorregularlas, automotivarse y perseverar, reconociendo, a su vez, las emociones de los demás y estableciendo relaciones saludables con ellos. Si quieres saber más sobre este concepto te animo a que veas el siguiente vídeo:

Hoy día, el concepto sobre el que más se está trabajando es la llamada Inteligencia Espiritual, que puede considerarse una variante de la Inteligencia Existencial que Gardner introdujo en su modelo en 1999. Con esta inteligencia es con la que accedemos a la realidad espiritual o divina a través de la mente supraconsciente, permitiéndonos comprender a los demás y a nosotros mismos desde una perspectiva profunda, más allá del mundo material en el que estamos inmersos.

En sucesivos artículos profundizaremos más en estas dos inteligencias y aprenderemos a desarrollarlas.

¿Te han gustado estas actividades? Anímate a probarlas y adaptarlas a tu propio contexto y comparte con nosotros tu experiencia.